Tienda

1978. “Atlas de las Antiguedades Mexicanas”
10 febrero, 2022
1904. GARCÍA, Genaro. “Juárez: Refutación a Don Francisco Bulnes”
10 febrero, 2022
Mostrar todo

1945. HERNÁNDEZ, Francisco. ” Antiguedades de la Nueva España”

$1,400.00

Descripción

México, Editorial Pedro Robredo, 1945.

8vo. 363 pp + colofon. Holandesa con lomo en piel mestiza, lomo con nervios realzados y tejuelos en azul y rojo. Interiores en muy buenas condiciones, sin huellas de uso.

Obra póstuma, traducción del latín de Joaquin García Pimentel.

La obra se compone de tres libros y un opúsculo:
Libro primero de las Antigüedades. Incluye la descripción geográfica de las Indias, la estructura de la sociedad, instituciones , legislación y las costumbres antes de la conquista,
Libro segundo. Conocimientos astronómicos, presagios, la corte de Moctezuma templo y sacerdotes, Texcoco, genealogía de la realeza, escritura mexicana, numeración y calendarios.
Libro tercero, Teogonía, el panteón mexicano y la vida religiosa.

A finales de la segunda década del siglo XVI nació en La Puebla de Montalbán Toledo, Francisco Hernández.  En 1570 recibió el encargo real de hacer la historia de las cosas naturales de las Indias, es nombrado protomédico general en todas las Indias, Islas y Tierra firme de la Mar Océano. Con el fin de cumplir con la tarea arribó al puerto de Veracruz en 1571. Su misión en estas tierras se prolongó hasta 1577. Durante su estancia recorrió la Nueva España acompañado de “tlacuilos” y médicos indígenas de los cuales se asesoraba constantemente, tal practica originó que le apodaran el “preguntador”. En 1576 desde la ciudad de México mandó a Felipe II dieciséis cuerpos de libros, conteniendo lo concerniente a plantas, a su regreso a España en 1577 llevó consigo otros veinte libros.

Sobre el manuscrito de las Antigüedades y y el opúsculo de la conquista, no se supo nada hasta que en 1830 el toledano Blas Hernández, inspector de la Milicia Nacional, lo regaló a las Cortes. Se conserva actualmente en la Biblioteca de la Real Academia de la Historia de Madrid. Casi cuatro siglos tuvieron que transcurrir para que finalmente llegara a las prensas. La edición se hizo por iniciativa de Francisco del Paso y Troncoso a expensas del gobierno mexicano fue facsimilar, se realizó utilizando la tecnología de punta en los inicios del siglo XX, es decir consistió en la reproducción fotográfica del manuscrito original. No deja de sorprender que la primera fotografía corresponda a la tapa posterior (1) y no a la anterior como era de esperar.

A pesar de la loable labor del editor, el carecer de una traducción al español, lo mantuvo al margen incluso de los especialistas. La mayoría de los ejemplares se hicieron viejos en las bodegas. En 1945 Joaquín García Pimentel lo tradujo y publicó, a partir de ahí se han realizado otras dos ediciones.

La obra de Francisco Hernández es de gran trascendencia por la aportación de datos originales, pero sobre todo por que es de los autores que ofrece una de las visiones más renacentistas para la comprensión de la complejidad que representó el Nuevo Mundo.