fbpx

Tienda

1748. COLEGIO DE SAN ILDEFONSO. “Cifra feliz de las dichas imponderables, que se promete la Monarquia Hespañola”
13 julio, 2023
1684. MAUPAS DU TOUR, Enrique de. “Vida de la Venerable Madre Sor Juana Francisca Fremiot”
17 julio, 2023
Mostrar todo

1759-1760. CALDERÓN DE LA BARCA, Pedro. “Autos Sacramentales Alegóricos y Historiales del phenix de los poetas …”

$18,000.00 $10,800.00

D. Petrus Calderon de la Barca

Descripción

“Autos Sacramentales Alegóricos y Historiales del phenix de los poetas el español Don Pedro Calderon de la Barca… obras posthumas que saca a la luz Don Juan Fernandez de Apontes”

MADRID, Viuda de Don Manuel Fernandez e imprenta del Supremo Consejo de la Inquisición, 1759 – 60

8º. Cuatro tomos (de 6):

Tomo Primero. 20 pp; 419 pp. (incluye índice). Encuadernación en pergamino de época, lomo roto en parte superior e inferior, con rastros de quemadura. Textos a dos columnas, bastante limpios. Sello de propietario en página de título.
Tomo Cuarto.  Frontispicio (retrato del autor), 4 pp; 439 pp. (incluye índice). Pergamino de época, con manchas de humedad y óxido. Textos a dos columnas, muy limpios. Sello de propietario en página de título. (12 Autos)
Tomo Quinto. Frontispicio (retrato del autor),  4 pp.; 444 pp. (incluye índice). Pergamino de época, con manchas ligeras de humedad y óxido. Lomo ligeramente tostado con letras manuscritas (desgaste). Textos a dos columnas, muy limpios. Sello de propietario en página de título.
Tomo Sexto. Frontispicio (retrato del autor), 8 pp; 452 pp.  (incluye índice). Pergamino de época, con manchas ligeras de humedad y óxido. Lomo ligeramente tostado con letras manuscritas (desgaste). Textos a dos columnas, muy limpios. Sello de propietario en página de título. Este tomo contiene adicionalmente el índice general de los 6 tomos.

Fernández de Apontes también publicó los autos sacramentales de Calderón, en el taller de la Viuda de Manuel Fernández y con fecha anterior a la impresión de las comedias, entre 1759-1760. La disposición de los textos y su procedencia no ofrecen mayor incertidumbre pues copia a plana y renglón la colección de los autos de Pando y Mier (1717-1718) anteriormente reseñada y organizada en seis tomos. Se trata, por tanto, de la segunda impresión de la obra sacramental completa de Calderón en la primera mitad del XVIII.

La tarea editorial de Fernández de Apontes comienza con los autos, que habían salido a la luz apenas cuatro décadas antes de la mano de Pando y Mier. Por su representación en ámbitos más restringidos que las comedias, es factible suponer que no tendrían el mismo éxito de ventas que estos textos profanos. Incluso, no se vislumbra una intención mercantil en su disposición, pues no los organiza con la posibilidad de extraer desglosadas sino como tomos completos. Quizá el objetivo de Apontes con esta tirada se centraba más en bibliotecas particulares e instituciones religiosas con pretensión de conservar la colección como un valioso documento, que en el lector concreto y casual. También es posible que el editor, sin experiencia en las cuestiones de mercado y movido más por el ánimo filantrópico (dedicando su caudal a esta empresa), imprimiera en primer lugar los autos, y al observar que no recibía pingües beneficios, modificara la estrategia respecto a las comedias. Así se explicaría el cambio de orden en los títulos de los respectivos tomos en relación con la obra preparada por Vera Tassis y la posibilidad de vendarlas sueltas.

La impresión de todos los volúmenes de autos y comedias de Calderón organizados y sufragados por Fernández de Apontes salieron de las prensas de la Viuda de Manuel Fernández, quien trabajaba como impresora del Consejo de la Inquisición y según su rúbrica vendía “papel sellado”.

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) fue el dra­maturgo español que perfeccionó los «autos sacramentales» y quien los escribió mejo­res y en mayor número. El «auto sacra­mental» es una obra dramática alegórica en un solo acto escrita en loor del Sacramento del Altar o de la Santísima Virgen y presentada con ocasión de la fiesta del «Corpus Christi». Casi todos los asuntos escritos por Calderón han llegado hasta nosotros. Pedro de Pando y Mier en el siglo XVIII (Madrid 1717), publicó una co­lección de «autos» calderonianos que com­prendía setenta y dos composiciones. Más adelante (1759) Fernández de Apontez pu­blicó una nueva colección de autos en que se hallaban todos los de la precedente y además La Protestación de la Fe (incluido en Tomo VI de la presente edición).  Todos estos autos tienen como fin glo­rificar el Misterio de la Eucaristía o la Virgen.

Por lo tanto estamos en posesión de setenta y tres autos de Calderón, lo cual es mucho si se considera que su autor escribió unos ochen­ta.

 

 

También te recomendamos…