Definir a lo qué se llama libro antiguo de una manera general es uno de los problemas que nos enfrentamos los libreros anticuarios. Muchas personas creen que un libro viejo ya es un libro antiguo y no es así, para que se considere antiguo debe tener la menos 100 años.

Cabe mencionar que con frecuencia suele existir confusión de términos entre incunable, raro y antiguo.

Es importante saberlos diferenciar. en la sección de Incunables encontrarás su definición y explicación.

Los libros antiguos, o raros, que son muy valorados comercialmente por razones de fecha, autoría, ilustración, o por otras causas, pueden considerarse como un objeto  inversión potencial por sus extraordinarias potencialidades de revalorización.

Los libros antiguos no están sometidos a las modas artísticas, como ocurre con el arte moderno. La seguridad de la revalorización de los libros a largo plazo es absoluta.

Existen libros antiguos, de diferentes tipos, muchas personas creen que porque un libro es viejo ya es antiguo y tiene un alto precio, esto no es así. Para comprar, coleccionar e invertir en libro antiguo es importante diferenciar entre un incunable y un antiguo, etc.

Existen libros raros, que nos son necesariamente antiguos y que pueden valer mucho dinero, también existen libros antiguos que no valen mucho, lo mismo pasa con los incunables. Es importante saberlos diferenciar antes de hacer una inversión.

Adicionalmente al año de impresión, algo que le puede dar valor a un libro antiguo es el impresor. Han existido muchos impresores muy famosos y que sus libros han alcanzado un alto valor en el mercado. Algunos nombres: Jenson,  Aldus Manutius, GARAMOND, Quentel, Jácome y Juan Cromberger, Juan Pablos, Pedro Ocharte,  Viuda de Ocharte, Luis ocharte.

Para mayor información te invitamos a conocer  LO QUE DEBES TOMAR EN CUENTA ANTES COMPRAR