LO QUE NECESITAS SABER PARA INVERTIR Y COLECCIONAR LIBROS ANTIGUOS O RAROS

Los libros antiguos, raros, y primeras ediciones  que son muy valorados comercialmente es por ciertas características como la fecha de impresión, autoría, importancia histórica, relevancia para la humanidad, ilustración, rareza, y algunas otras características   que explicaremos más adelante.

Hay libros que pueden considerarse como un objeto de  inversión potencial por sus extraordinarias potencialidades de revalorización. Los libros antiguos no están sometidos a las modas artísticas, como ocurre con el arte moderno. La seguridad de la revalorización de los libros a largo plazo es absoluta.

Existen libros antiguos de diferentes tipos, muchas personas creen que porque un libro es viejo ya es antiguo y tiene un alto precio, esto no es así. Para comprar, coleccionar e invertir en libro antiguo es importante saber algunas características y diferenciar entre viejo, antiguo e incunable.

Existen libros raros, que nos son necesariamente antiguos y que pueden valer mucho dinero, también existen libros antiguos e incunables que no valen nada. Es importante saberlos diferenciar antes de hacer una inversión.

  • Incunables son los libros impresos entre 1453, que Gutenberg crea la imprenta, hasta un día antes de pascua de 1501
  • Post-incunable hace referencia a la producción española y portuguesa de 1501 a 1520.
  • El libro raro es el que por el tema, el número de ejemplares impresos o que se conservan, u otra característica que lo convierte en una excepción. Como ejemplo, el Liber cronicarium. La mayoría de los ejemplares que se conocen no están iluminados, sin embargo existen algunos iluminados y esto los hace “raros” y aumenta su valor.
  • Libor antiguo es el que  tiene más de 100 años de impreso.
  • Primeras ediciones, no necesariamente  tienen que ser antiguas  y que valen mucho dinero como el Gran Gatsby, que la primera edición es de 1925.

Adicionalmente al año de impresión,  existen  otras características que le dan valor al libro:

 Impresor: Han existido muchos impresores muy famosos y que sus libros han alcanzado un alto valor en el mercado. Algunos nombres: Jenson,  Aldus Manutius, GARAMOND, Quentel, Jácome y Juan Cromberger, Juan Pablos, Pedro Ocharte,  Viuda de Ocharte, Luis ocharte.

El autor.

Encuadernación: es importante que conserve la encuadernación original, sin embargo,  hay encuadernaciones que aunque no sean las originales le dan valor al libro. Además de la técnica y el cosido, la decoración de algunas encuadernaciones hace que se consideren verdaderas obras de arte.

Han existido algunos encuadernadores muy famosos y que sus obras han adquirido un alto valor y pueden ser una buena inversión:

  • Giambattista Bodoni
  • Cedric Chivers
  • Bayntun Riviere
  • Joseph Zaehnsdorf
  • Antolín Palomino Olalla
  • José Galván Rodríguez.

Condiciones:es muy importante constatar que el libro esté completo, que no le falten páginas para lo que es necesario revisar una por una. Un libro que está incompleto pierde casi todo su valor.

Muchas veces parece que el libro está completo porque no le faltan hojas impresas, sin embargo le puede faltar una hoja blanca adelante o atrás, esto provoca que el precio disminuya.

Una de las partes muy importantes a revisar es la primer hoja del título (portilla), si no la tiene, la obra pierde  valor considerablemente. En algunos casos puede ser que tenga una hoja facsimilar, esto es mejor a que no la tenga, pero es necesario que sea especificado al comprador para que no exista el engaño.

En muchos casos los libros antiguos han sufrido de plaga, es importante revisar el daño que ha causado. Si la plaga afectó texto dependiendo la importancia del daño, puede o no bajar su valor.

Existen muchos libros que tiene hojas restauradas, esto no afecta el valor, siempre y cuando el daño antes de la restauración no haya afectado el texto.  Muchas personas creen que una restauración disminuye el valor o importancia de la obra, pero esto no es así, es importante llevar a cabo una restauración en caso de que la obra lo requiera para se siga conservando por más años. La restauración no debe de ser con motivo de engaño sino de conservación.

Si la obra conserva la encuadernación original es un punto a favor de una buena inversión, aunque no por la falta de esta necesariamente deje de serlo, ya que si fue encuadernado por un taller reconocido o tiene una encuadernación espectacular esta también vale.

Existen grandes libros  que por el pasar de los años no tienen su encuadernación original, como dijimos antes, sí baja el precio, pero si los interiores se conservan en buen estado sigue siendo una buena pieza.  Aunque no tenga la encuadernación original es mejor que tenga una encuadernación de época que una moderna.

Cuando la obra se compone de varios tomos tiene que estar completa, en caso de no estarlo es mejor olvidarse de ella o también existen casos en que prefieren hacerse de la obra a bajo precio consiguiéndola por partes.

Número de ejemplares: en las primeras ediciones, que como dijimos anteriormente, pueden ser o no antiguas, es muy importante fijarse en el número de ejemplares y si es realmente la primera edición, ya que muchas veces dice primera edición y se refiere a la primera edición de esa editorial o en ese idioma y no valen lo mismo. Es necesario informarse antes de hacer la compra.

Muchas de las primeras ediciones modernas, digamos de 100 años a la fecha, tienen lo que se llama camisa o sobrecubierta, esta es muy importante conservarla ya que el no tenerla disminuye el precio notablemente.

En resumen , antes de comprar un libro antiguo, raro o primera edición debemos de considerar lo siguiente:

  • Antigüedad
  • Impresor y/o grabador
  • Número de ejemplares que se imprimieron
  • Número de ejemplares disponibles o de fácil localización
  • Rareza
  • Encuadernador
  • Condiciones de la obra:
  • Completo
  • Falto de páginas
  • Encuadernación original / de época /otra
  • Pérdida de texto por daño.
  • Camisa o sobrecubierta
  • Esperamos que esta información  sea de utilidad tanto para quienes empiezan su colección como  para quienes ya la han empezado y quieren acrecentarla.

Si quieres empezar una colección nosotros te podemos ayudar a conseguir verdaderas joyas y darte una garantía de autenticidad.