adiciones-al-plan-de-guadalupe-portada

El 12 de diciembre de 1914, el Primer Jefe, Venustiano Carranza, expidió en el Puerto de Veracruz el decreto que adicionaba contenido social al Plan de Guadalupe. Con base en esas adiciones decretó la legislación preconstitucional que tuvo una importancia central en la victoria del constitucionalismo sobre las fuerzas convencionistas de Villa y Zapata.
Carranza consideraba que primero había que derrocar a la dictadura. Por ello, el Plan de Guadalupe fue un plan político, que concentró sus objetivos en la lucha contra Huerta, posponiendo las reformas sociales. Carranza, al frente de la revolución constitucionalista, logró que Huerta renunciara a la Presidencia y huyera del país el 15 de julio de 1914.
Tras el fallido intento de unidad entre las corrientes revolucionarias en la Convención, inició la guerra civil entre las fuerzas convencionistas y el constitucionalismo. Carranza comprendió que tenía que modificar el Plan de Guadalupe para obtener el apoyo de los campesinos, obreros y sectores populares y estar en condiciones de derrotar al convencionismo.
El Primer Jefe pidió a Luis Cabrera, Luis Manuel Rojas y José Natividad Macías que elaboraran varios proyectos de reforma social.
Para dar legalidad a estas políticas y atraer a los grupos populares a su causa, el 12 de diciembre de 1914, en el Puerto de Veracruz, Carranza decretó las Adiciones al Plan de Guadalupe que, en su artículo 2o., señalaba:

El Primer Jefe de la revolución y Encargado del Poder Ejecutivo expedirá y pondrá en vigor, durante la lucha, todas las leyes, disposiciones y medidas encaminadas a dar satisfacción a las necesidades económicas, sociales y políticas del país; efectuando las reformas que la opinión exige como indispensables para restablecer el régimen que garantice la igualdad de los mexicanos entre sí; leyes agrarias que favorezcan la formación de las tierras de que fueron injustamente privados; leyes fiscales encaminadas a obtener un sistema equitativo de impuestos a la propiedad de raíz, legislación para mejorar la condición del peón rural, del obrero, del minero y en general, de las clases proletarias; establecimiento de la libertad municipal como institución constitucional; bases para un nuevo sistema de organización del Poder Judicial Independiente… y, en general, todas las demás leyes que se estimen necesarias para asegurar a todos los habitantes del país la efectividad y el pleno goce de sus derechos, y la igualdad ante la ley.

La legislación preconstitucional fue base fundamental para la Constitución de 1917.

 

Fuente: Diario de la historia /INERHM

Plan de Guadalupe