blog-vaiven

“Vaivén del Acta de independencia del Imperio Mexicano”

En la Historia de México de Lucas Alamán, nos dice que se hicieron dos ejemplares originales del Acta, la firma de O´Donoju no se encuentra en el documento porque se enfermó poco después y no tuvo tiempo para ponerla aunque por haber asistido ponen su nombre en el Acta: “Lugar de la firma de O´Donoju”.

Uno de los dos ejemplares se quemó en el incendio de la cámara de Diputados en 1909 y el otro fue vendido en 1830 “a un extranjero por un empleado infiel”. El documento se suponía que había salido de México. Alemán hizo lo imposible para recuperarlo pero su búsqueda fue inútil.

También existe la suposición de que en 1830 de que Fernando VII obtuvo a través de su secretario particular el Acta de Independencia y la mantuvo oculta en la parte posterior de un retrato suyo, con la intenciЧn de usarla en el futuro a su conveniencia para recobrar los territorios de la Nueva España.

Lo único de todo esto que se puede comprobar es que perteneció a Maximiliano de Hapsburgo, ya que cuando llegó a México el Acta se encontraba en su Biblioteca, por eso es que en la parte posterior contiene un exlibirs perteneciente a él.

Cabe preguntar ¿en dónde y por quién lo recibió? ¿En Europa o en México?

Después de la muerte de Maximiliano el Acta vuelve a desaparecer, se cree que fue el Padre Fisher quién la saca nuevamente del país.

El conocer todas las respuestas anteriores vendrТa a integrar la verdadera historia del documento, pero desgraciadamente lo Ьnico que se sabe hasta aquí con certeza es que perteneció a Maximiliano de Hapsburgo.

Años después Don Joaquín García Izcalbaceta da con el paradero del Acta en el extranjero y se la compra al anticuario Español Don Gabriel Sánchez, la conservó hasta su muerte, heredándosela a su nieto Luis García Pimentel quién se la vende a Don Florencio Gavito quién le pide a su esposa doña Mercedes Jáuregui que a su muerte se la entregara al presidente de la República Adolfo López Mateos.

La secretaría de la Presidencia para asegurarse de la autenticidad de la misma encargó se realizaran algunos estudios, para lo cual el Instituto Nacional de Antropología e Historia recurrió a los expertos: Guadalupe Pérez San Vicente y Ernesto Lemoine Villicaña y ambos peritajes resultaron positivos.

Actualmente al Acta de Independencia del Imperio Mexicano firmada el 28 de septiembre de 1821, se encuentra bajo resguardo en la bóveda del Archivo General de la Nación.

Ref: “Manuscritos, Bandos y Decretos de la Guerra de Independencia”,  Rosa Ma. Porrúa Ediciones, México 2010. 

 

Solicita aquí tu facsímile del Acta de Independencia del Imperio Mexicano