blog-100-anos-porfirio-diaz

 

Con motivo de los 100 años del fallecimiento del general José de la Cruz Porfirio Díaz Mori,  he encontrado en la red diversas opiniones sobre él. Estas no son nuevas para mí ya que desde que tengo memoria recuerdo haber escuchado elogios y acusaciones, incluso alguna que otra discusión en la sobremesa cuando se hablaba de él.
Es un personaje de nuestra historia que todavía causa controversia,  hay quienes lo recuerdan y nombran como a un héroe y hay quienes piensan que fue un dictador y villano.
Desde que esta casa editorial abrió sus puertas he visto muy de cerca los dos puntos de vista. Me ha tocado atender a quienes los consideran un héroe y también regaños, insultos y enojos por difundir algunos de sus documentos, ya que las personas adoptan héroes y villanos y así quieren que los demás los vean.
Como editora y difusora de documentos facsimilares de la historia de México no debo de dar mi opinión ni punto de vista, me debo de limitar a  dar a conocer la verdadera historia del puño y letra de los personajes que la forjaron.
Pienso que cada mexicano debería de formarse su propio criterio sin dejarse influenciar por la historia heredada de generaciones atrás y para esto hay que acercarse a las fuentes originales conociendo los hechos de la verdadera historia de México y entendiendo el momento en que sucedió cada uno de ellos.
Es muy fácil acusar o alabar sin tener los fundamentos para ello, sin embargo,  esto afecta directamente a nuestras raíces, nuestra historia y nuestro país.
Cada uno de los personajes que han forjado nuestra historia sin importar bando, ejércitos o partidos son personas como cualquiera de nosotros, con virtudes y defectos y así hay que juzgarlos. Poner en la balanza lo bueno y lo malo; los aciertos y errores; virtudes y defectos conociendo la situación  que se vivía cuando se dieron los hechos.
Para construir nuestro futuro necesitamos conocer y tener una idea clara de nuestro pasado.
Hoy a sus 100 años de muerte continúa el debate que empezó  hace muchos años sobre si se trasladarán sus restos a este País o no. Muchos mexicanos están a favor de ello  incluso hay organizaciones que han realizado un arduo trabajo para lograrlo, sin embargo, por la empatía o falta de conocimiento por parte de algunas de nuestras autoridades no se ha dado el paso definitivo ni tampoco el “no” rotundo. ¿Podrá ser miedo a equivocarse?
Basta con que se empapen un poco de la historia para tener una visión amplia, formarse su propio criterio y tomar la decisión.
Como mencioné anteriormente no debo de dar mi opinión ni punto de vista, sin embargo, a continuación voy a mencionar algunos de los méritos que no puedo dejar de reconocer y por qué no, también algunos de los que yo considero errores.
A los 16 años se enlistó voluntariamente en el ejército participando activamente en defensa de la patria durante la Guerra de Reforma apoyando la causa liberal, durante la intervención francesa, en la batalla del 5 de mayo al lado de Zaragoza. Luchó contra las tropas del emperador Maximiliano tomando la capital el  2 de abril de 1867;  Lanzó el Plan de la Noria y el Plan de Tuxtepec. Fue un gran estratega militar.
Estando en el poder le tocó reconstruir un país en ruinas  que había estado constantemente en rebelión y guerras. Logró la anhelada paz en el país, concilio rencillas partidistas, se congració con el clero y dio fin a la inestabilidad política. Sacó a México de un terrible atraso modernizándolo y urbanizándolo.  Fomentó la industria nacional, la creación de carreteras, lineas telegráficas y ferroviarias. Atrajo la inversión extranjera desarrollando la industria minera y petrolera.
Durante esta época existió un gran apoyo hacia la investigación y las ciencias.
Se preocupó por la salud creando grandes hospitales como el Hospital General y la Castañeda, construcciones importantes considerando que en México casi no hubo construcción durante la época anterior a su mandato.
Creó colonias modernas como la Roma y la Juárez, con calles anchas, árboles, escuelas, y hospitales; también colonias destinadas a obreros como la Guerrero, la colonia Vallejo y la Santa María La Ribera.
Inauguró el primer alumbrado público eléctrico y la primera red telefónica subterránea; inició la obra del gran canal y el túnel del desagüe
Dio a la nación una nueva posición internacional y atrajo capital extranjero para desarrollar nuevas fuentes de riqueza.
Con motivo del centenario de la independencia contruyó grandes e importantes edificios, plazas y monumentos.  como muestra de algunos de ellos están  el edificio de correos; el Palacio de comunicaciones y obras publicas conocido ahora como el museo Nacional de Arte , La Castañeda, el Teatro Juárez, La Plaza Degollado,  Monumento a la Revolución,  el Ángel de la Independencia y nada menos que el Palacio de Bellas Artes que aunque no lo terminó sí dio instrucciones para su construcción e inicio la obra durante su mandato.
También en el interior de la República se construyeron obras importantes; en Guadalajara el  Templo Expiatorio, en Tampico la Antigua Aduana Marítima y muchas más en diversos lugares.
Estos son tan solo algunas de las cosas que son dignas de recordar  y valorar, ya que durante su largo período de gobierno realizó muchas más que seguramente no mencioné.
¿Todos estos aciertos y no es considerado un héroe nacional? Desafortunadamente una acción equivocada puede borrar miles de aciertos de la mente y del corazón de las personas.
Cuando don Porfirio Díaz llegó a la presidencia se le consideraba un héroe nacional y se le reconocían sus logros militares, era aclamado por el pueblo entero, sin embargo, durante su gobierno también existieron errores  que le costaron el poder y la expatriación.
El periodo del porfiriato, es uno de los periodos más importantes en la historia de nuestro país, hubieron  muchos cambios y  problemas sociales y políticos. Porfirio Díaz ha sido uno de los presidentes más juzgados, durante su presidencia existieron desde los problemas de injusticias sociales hasta problemas de libertad de expresión y de represión.
Traicionó su Plan de Tuxtepec reeligiendose como Presidente de la República en siete ocasiones y haberse quedado en el poder durante tantos años fue un grave error, creo que si se hubiera retirado a tiempo sería reconocido como un gran personaje de nuestra historia.
La clase obrera estuvo olvidada por mucho tiempo  y esto le trajo muchos problemas a su gobierno, como las huelgas mineras de Cananea y de Río blanco que fueron reprimidas.
El analfabetismo aumentó debido al bajo presupuesto que se destinó a la educación y muchos de los estudiantes tenían que trabajar para poder ayudar a su familia que contaba con un bajo salario.El porfiriato es una de las etapas más interesantes de nuestra historia y de más amplio estudio, conocer los hechos reales y ponerlos en la balanza ayudará a darle su justo lugar a este gran hombre cuyos restos siguen fuera del país al que tanto amor le tuvo y progreso le dio.
Rosamary Porrúa de González.